Seguidores

30 abril 2012

Mujer, Madre, Esposa, Amiga


Los tiempos cambian y con el, la búsqueda de un verdadero equilibrio y paz en nuestra vida.
Ultimamente me he dado a la tarea de escuchar a las adolescentes y jovencitas de esta época, sobre su perspectiva ante el cambio de roles y la importancia profesional de la mujer en combinación con su vida personal y con cierta tristeza observo que en su gran mayoría, los deseos de ser madres son mínimos, sobreviniendo en ellas prácticamente un rechazo inminente ha este hecho.
Sabemos que encontrar el equilibrio con la complejidad de roles de la mujer y sus múltiples funciones no es cosa fácil, la mujer que en esta época de oportunidades decide ser profesional a tiempo completo, madre, esposa, amiga y sobre todo mujer con un sin fin de necesidades y deseos que alcanzar, se introduce en un mundo donde la emoción, la razón y la creatividad son claves.
Generalmente la mujeres declinan algunas de sus aspiraciones profesionales ante el sublime y extraordinario evento de ser madre, ante tan contundente suceso miles de mujeres ven desvanecidos sus sueños, no solo de ser destacadas profesionales, también se ven evaporados otros anhelos y ambiciones, uno de ellos, ser ella misma, cuadrar horarios para ser mamá, pero también amiga, reforzando la auto estima y la imagen, para sentirse atractiva y relajada, ser también  esposa y compañera y todo esto sin perder la fuerza, la voluntad y la determinación.
Una mujer que se lanza a esta hermosa aventura de ser madre, amiga y esposa necesita además del apoyo de su entorno llamemos hijos, esposos y hasta abuelos, de impregnar su mundo de espiritualidad, esperanzas y grandes dosis resistencia, porque en la búsqueda del equilibrio, la prioridad ha de ser, el ser mujer con todos sus desafíos.
La vida exige cada vez más... y ser esposa o ser madre no implica anularse o dejar de tener  vida propia, una madre jamás dejara de ser madre, pero llegara el momento en que ya los hijos se vayan, una esposa puede dejar de ser esposa y en estos dos casos el trabajo diario simplemente puede cesar y al final estas labores no genera ni prestaciones, ni fideicomiso, ni utilidades y mucho menos indemnización, la vida de la mujer es siempre un gran reto, una maravillosa lucha desafiante ante los prejuicios, tabúes y convencionalismos de algunos observadores, pero todo reto es una increíble oportunidad de crecer y ser mejor, las diferentes facetas de la vida de una mujer se complementan para dar forma a ese ser único e irremplazable en la vida de cada hombre y cada hijo, una mujer que tiene la oportunidad de desarrollarse y disfrutar de sus amigas tendrá las mejores condiciones, instinto, entendimiento y disposición para ser mejor madre y mejor esposa. 

Samantha Ferrer

4 comentarios:

  1. Me quito el sombrero ante estas letras con todo respeto y admiracion estimada Samantha!!

    Besos y se feliz!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Gilberto.. es enriquecedor leer tus palabras, me nutren muchísimo gracias!!! En cuanto a ser feliz estoy convencida que de eso, trata esta vida hermosa, de disfrutar cada momento, eso es ser feliz... besos para ti!
      Aprovecho para felicitarte por tu hermoso blog lleno de pasión y poesía, de hermosas melodias, que permiten pasar un momento divino leyendote... Gracias por leer mi blog :)

      Eliminar
  2. feliz dia mi querida Samantha, es un gran placer leerte, sin dudas es una lectura refrescante... un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Feliz Día mi querido anónimo, gracias !! ;))

      Eliminar

Arriesgate a comunicar tus emociones...
Y si esa es tu elección, por favor deja tu nombre o un mail, para responderte.
Gracias